viernes, febrero 01, 2013

Hasta el copete



Por: Perro

Nada-estimado enrique peña nieto:

Aún sabiendo que no tiene los pantalones (ni las neuronas) para responder, pierdo mi tiempo en esta “carta” porque es la mejor manera que tengo para purgar el intenso coraje que siento cada vez que veo su cara de pendejo. Más de mil setecientos muertos en menos de 75 días de gobierno ¿Se siente orgulloso?

¿Monex? ¿Exoneraron a su partido de prácticas corruptas? ¿Cómo pasó eso? Y encima de ello, achacan a su competidor directo, Andrés Manuel López Obrador, de haber sido el único en exceder los topes de campaña. ¿Usted compra en Soriana? ¿Lee Milenio? ¿Lee? Pero, ¿cómo? ¿Cómo, si vi plagada mi colonia de anuncios con su, repito, cara de pendejo, hasta en las tortillerías? Por cierto, ¿Ya sabe cuánto cuesta el kilo de tortilla? Y, ¿Sabe cuántos kilos puede comprar uno de sus votantes con su salario mínimo?

¿Sabe restar? ¿Sabe quién fue Benito Juárez? ¿Sabe cuándo vivió? O ¿Pretende que también se retire el siglo XIX de los libros de la SEP? ¿Sabe por qué fue importante Juárez? ¿O qué juicios históricos se pueden emitir en su contra? Creo que las únicas reformas de las que conoce son las que actualmente promueve. ¿IVA en alimentos y medicamentos? ¿Para qué? ¿Para financiar su estúpido avioncito? ¿Por qué tan blindado, tan seguro e inalcanzable? ¿A qué le teme? ¿A su pueblo? ¿Y la “mayoría” que votó por usted? ¿Ya aprendió inglés? O ¿Seguirá avergonzando a la clase pensante de este demacrado país?

Y, hablando de reformas, ¿Qué contiene la reforma educativa? ¿En verdad quiere que creamos en un Pacto por México? ¿Cuando se le escapa una secuestradora? ¿Y las camionetas de Televisa? ¿También serán un fotomontaje en siete años? ¿Qué pactó con televisa a cambio de ese entreguismo fatal en favor de su presidencia?

¿Privatizar PEMEX? ¿Cuándo? ¿Por qué no escoge el 18 de marzo? Seguro no entendió la ironía de mi comentario. Ya el imperdonable esbirro del capitalismo y la política neoliberal que lo precedió (esto es, que estuvo en su puesto antes que usted) pateó al pueblo mexicano al dejar pasar una reforma laboral que es, a toda vista, en beneficio amplio del empresario. Ahí está el presidente del empleo. ¿En qué mejora el nuevo pri al país? Lo triste es que hay sí, millones, de personas que votaron felices por el regreso del dinosaurio. Ni de Jurassic Park aprende esta gente. ¿Cómo piensa defraudarlos? ¿Echando mano del anti-laicismo que ha caracterizado a las administraciones sexenales desde 1994? ¿O serán los gasolinazos la política de exprimidor que este nuevo pri trae bajo la manga? Por cierto, ¿Sabe qué significa PEMEX?

¿Qué va a hacer por “mejorar al país”? ¿Ya tiene a sus guionistas de las nuevas “telenovelas de calidad” que prometiera en campaña? ¿Estará a cargo la tampoco mentalmente agraciada Gaviota? ¿Qué ha sido de su hija? ¿Sigue pensando que somos la bola de pendejos? Me la manda a saludar con el dedo medio, de favor.

Podría extenderme otros 132 párrafos sobre usted y la mierda que representa, pero no tiene caso. Si tiene tantita decencia, lo invito a que responda. Si no, haga lo que tan bien le sale a los de su régimen: desaparézcame. Pero que sea bien desaparecido. No debajo de un colchón. No me mate sin saber de qué he muerto, no vaya a ser que luego le hagan preguntas incómodas. Al menos confío en que será rápido e indoloro, pues no soy mujer, y por tanto, no estoy sometido a la misoginia que lo caracteriza, misma que dejó entrever en su accionar como cómplice de más de 900 muertes a mujeres durante su administración en el EdoMex. No es que a alguien le importe, con un país metido hasta la nariz en el fango, aplaudiendo al sistema, no creo que haya mucho por hacer. Sólo que, ojalá, esa bola de minimentales que votaron convencidos, no se estén quejando amargamente cuando los ultraje con impuestos, imposiciones, desapariciones forzadas, pobreza, desempleo, disminución de la capacidad adquisitiva de su paupérrimo salario al más puro estilo de las “tiendas de raya” (búsquelo siquiera en El Rincón del Vago, por favor…) y demás artificios de comodidad económica para los de su clase.

Usted declara luto nacional de tres días por las pérdidas humanas en la Torre de Pemex (a ver qué resulta de ello, al menos la PGR ya dio su siempre creíble palabra de que habrá transparencia en el caso). Yo declaro seis años de luto nacional, comenzados el 1° de diciembre de 2012, por los que han muerto, los que van a morir, por el país, por sus recursos, por su riqueza, por su gente, por todo lo que perderemos con usted, flamante acéfalo, al mando de este país.


PD. Me refiero a usted por usted, porque no merece que nos hablemos “de tú”, no porque le deba ningún respeto.